martes, 3 de noviembre de 2009

Re tomar (sin emborracharme)


Durante largo tiempo me debatì volver.


En principio alguien me dijo que por què compartìa con el mundo mis recetas, que era mi know-how y que era informaciòn, y que hoy en dìa hasta vale màs que un barril de petròleo (no mis recetas, claro, sino los chismes).

Y luego, de eso, se sumo que abrì mi primer restaurant, ajà, asì como lo oyen (o como lo leen), finalmente, luego de sangre, sudor, làgrimas, mucho trabajo, tropezones, caidas, corridas y todo lo que implicò ser una paracaidista en el rubro, pero con un camiòn de ganas, apoyo y mucha ayuda de los que me quieren, naciò Cusic. Asì que se imaginaràn que mucho tiempo no tenìa de sentarme a escribir.

De esto ya pasaron, dos años y monedas. Siempre me habìa gustado esto del blog y me tentaba volver a escribir, pero si lo hacìa querìa hacerlo regularmente, pero che! tanta exigencia?
Se preguntaràn, lo del know-how? en que quedò? Siempre estuvo esa idea en mi cabeza, pero tambièn habìa otra, y mucho màs convincente para mi: el hecho de que las recetas son un patrimonio de la humanidad, y que si yo pienso en cocina, lo primero que me viene a la cabeza es compartir.

Entonces eran dos ideas muy contradictorias, y me tenìa que inclinar por una...
Adivinen cual elegì?
Nos vemos en el pròximo post, con la Ambrosìa de Petrona!!

Ah! Y tambièn puse una fotito por ahì arriba de mi orgullo: Cusic (El Salvador 6016, Bs.As)

No hay comentarios.: