sábado, 21 de abril de 2007

Sábado de otoño...

Esta semana, el otoño se hizo inminente...lluvia, frio (o fresco), hojas, hojas, hojas en la vereda....
Hoy sábado, amaneció a pura lluvia...entonces que mejor que meterse en la cocina a poner en práctica alguno de esos platos que siempre dejamos "para cuando haga más frio"...

Hoy marcharon...
...esta humeante sopa de remolacha...


...y, estas galletitas de maní (receta que me pasó Karinchen cuando anduve por Bolilandia) que nombre Galletas de elefante por obvias razones...


Los dos platos son hiperrecontrafáciles de hacer, así que no excuses!!!

Para la sopa de remolacha (para dos porciones), rehogar en una sospecha de aceite (o sea, repoquito) media cebolla picada groseramente, dos remolachas peladas crudas cortadas en cubos y una moneda de jengibre (que le da un toque bárbaro!!!!). Salar, así las verduras exhudan y cocinarlas hasta que la cebolla esté transparente. Agregar 1 taza de agua y 1 taza de caldo (o sea 1/2 litro de líquido). Yo, en este caso (como tenía fiaca) use esos sobrecitos de caldo (no el cubito, porque tiene mucha grasa!) que vienen en polvo y se disuelven en agua caliente directamente. Si están re pilas...tranquilamente se hacen una mirepoix de verduras varias (puerro, zanahoria, apio, etc) y con eso ya tienen una buena base para el caldo, sino mi opción de chica express funciona muy bien. Dejar cocinar por 20 minutos y mixar o licuar. Servirla cuando todavía humea con un copo de queso crema. Un verdadero mimito al alma...y al estómago, obvio!

Para las Galletas de elefante (salen unas 50 unidades, como invitar a tomar el té a 4 elefantes aprox, ja!), batir 75 g de manteca pomada + 200 g de azucar rubia + 4 cucharadas gordas de pasta de maní o peanut butter + 2 cucharadas de miel hasta que quede una crema lisita. Agregar 1/2 taza de mani tostado picado grueso y dos huevos y continuar mezclando el menjunje. Por último agregar harina leudante (taza y 1/2 aprox) hasta que se forme una masa que no se pegue a las manos. Tomar porciones de masa tamaño cucharita y hacer bolitas, acomodarlas en placa enmantecada y enharinada y aplastarlas con un tenedor de manera de que les quede un lindo enrejadito por encima. Al horno precalentado unos 10 a 12 minutos hasta que tengan un envidiable dorado caribe. Dejarlas enfriar y adentro!

1 comentario:

No soy narda dijo...

che, me encantó la sopa de remolacha. Voy a probarla!!!
A simple vista parecía borscht.
Un besote!